Soya

SOYA

"No hagas lo que los demás hacen. Haz lo que los demás quisieran hacer y no se atreven."

!!Este sitio está a la venta...!!





Los beneficios de la soja

Es necesario valorar con prudencia los estudios científicos relativos a las propiedades de la soja, ya que parten de una hipótesis concreta y, en muchos casos, solo se tienen en cuenta ciertas variables y no el conjunto. Partiendo de esta premisa, estos son algunos de los beneficios atribuidos a la soja según diferentes publicaciones científicas y, sobre todo, según la abundante publicidad lanzada por la industria:

Fuente: http://www.vidanaturalia.com/beneficio-e-inconvenientes-de-la-soja/

  • cancer de mama

    Previene algunos tipos de cáncer, como el cáncer de mama, y ayuda a las mujeres a regular los trastornos de la menopausia.

  • sistema circulatorio

    Previene enfermedades coronarias y osteoporosis, además de favorecer el sistema circulatorio y prevenir la hipertensión.

  • diabéticos

    Está especialmente indicada para diabéticos.

  • digestion

    Facilita la digestión y previene distintos tipos de cáncer relacionados con el aparato digestivo.

  • proteina

    Por su riqueza en proteínas se aconseja su consumo regular en dietas vegetarianas.



Los inconvenientes de la soja

Por el contrario, existen otros estudios y profesionales detractores que aseguran que, sin excluir los beneficios anteriormente mencionados, la soja también contiene algunos componentes dañinos para la salud y dependiendo de la cantidad consumida esos mismos efectos beneficiosos pueden volverse en contra. Estos son algunos de los puntos conflictivos:

La mayor parte de la soja incluida en infinidad de productos y derivados que encontramos en el mercado tiene un origen transgénico, es decir, su semilla ha sido modificada genéticamente para poder resistir la acción de los pesticidas. Pese a la publicidad de las grandes multinacionales predicando su salubridad, las publicaciones que relacionan la alimentación transgénica con distintos tipos de cáncer y otras dolencias son lo suficientemente escandalosos como para pensárselo dos veces antes de incluirla en la dieta de manera regular.

La soja carece del nivel óptimo de dos aminoácidos esenciales, por lo que, aunque los contiene todos, no posee las cantidades necesarias. Esto no resulta un gran problema, puesto que, combinándola con otros vegetales o carne animal corregiríamos este defecto. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que la soja posee un inhibidor de la enzima tripsina, que disminuye el valor general de su proteína y que a largo plazo, puede conducir a la dilatación del páncreas y cáncer.

El ácido fítico de la soja reduce la absorción de muchos minerales y vitaminas, por lo que no debemos descuidar otras fuentes de calcio, hierro y vitaminas del grupo B. Tanto es así, que se desaconseja completamente su consumo en personas con anemia.

La soja contiene un componente que impide la absorción de yodo, convirtiéndose en un poderoso inhibidor de la tiroides. Es por eso que un consumo excesivo puede provocar trastornos tiroideos. Teniendo esto en cuenta, una buena opción cada vez que vayamos a consumir soja o un derivado de ella, es tomarla junto con un puñadito de algas marinas, ricas en yodo.

El consumo abundante de soja está relacionado con daños cerebrales y pérdida de masa cerebral en ancianos.

Contáctanos!


Dirección: Calzada Cetys #1533 Int. 4, Fracc. Vista Hermosa, Mexicali, B.C. México | Dentro de Plaza Palermo.
Teléfono: +52 (686) 145 4882.
Correo Electrónico:
ventas@webcapital.com.mx



Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestro Aviso de Privacidad Aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +